El perfume es algo muy personal y nos encanta que la gente pase por nuestro lado y piense lo bien que olemos. Pero para que esto ocurra debemos evitar ciertos hábitos que harían que sucediera el efecto totalmente contrario. En este artículo te haremos saber unos consejos que harán que puedas acertar al máximo con tu perfume. ¡Sigue leyendo!

Formar correctas de usar perfume

A continuación tienes una lista con los consejos más efectivos para utilizar de una mejor forma el perfume y obtener los mejores resultados. Notarás la diferencia al momento.

1. No te bañes en perfume.

Pasados unos minutos de la primera aplicación, el perfume se vuelve imperceptible para tu olfato… Pero no para los demás. No te excedas, aunque con un eau de toilette puedes ser más generosa.

2. Cuidado con la ropa.

No rocíes el perfume directamente sobre la ropa, pues puedes mancharla, sobre todo si la base es oleosa. Para impregnar tu fragancia sobre la ropa, añade unas gotas al agua para el vapor de la plancha.

3. Piel hidratada.

¿Sabías que los perfumes duran más sobre la piel grasa que sobre la piel seca? Así que hidrátala primero antes de ponértelos. Usa una crema corporal de la misma línea que tu fragancia o una hidratante con aroma neutro.

4. Líneas de perfume.

Una excelente forma de prolongar la duración de tu perfume es usar una línea de baño a juego: gel de ducha, crema, desodorante…

5. No son eternos.

Deja de guardar ese perfume para ocasiones especiales. Lo más probable es que se estropee. Aunque duran unos 3 años, sus componentes se deterioran con la luz y los cambios de temperatura. Guárdalos en un sitio seco y oscuro y mejor dentro de su caja.

6. Retoques ocasionales.

A partir de su primera aplicación, el perfume se mantiene unas 6 horas. Si quieres prolongar su efecto, llevo un pequeño atomizador de bolsillo para retoques ocasionales.

7. Factores ambientales.

La duración y el aroma de un perfume varía de una persona a otra en función del PH de la piel, la sudoración, los hábitos alimenticios, etc. También influyen factores externos. Aléjate de las calefacciones y del humo del tabaco y tu perfume durará más.

8. No mezcles fragancias.

Aunque tu perfume haya comenzado a desvanecerse, no te apliques otra fragancia sin haberte duchado antes y dejado la piel libre de los restos del aroma anterior.