Las bajas temperaturas, el viento y otras condiciones climáticas propias del invierno, hacen que la piel del rostro y del cuerpo se resequen, aparezcan sin brillo y ásperas al tacto, y en muchas ocasiones, provoquen picazón. En esta nota, una especialista nos asesora al respecto, respondiendo preguntas básicas sobre el cuidado de la piel extremadamente seca.

 Mucho más que una simple cuestión estética, la resequedad de la piel puede causar ardor, picazón, tirantez y hasta lastimaduras, y posibles infecciones. Por eso, y porque durante esta época del año la piel se vuelve mucho más sensible a los cambios de temperatura, le preguntamos a una especialista acerca de los cuidados básicos que necesita la epidermis en otoño.

1. ¿Cuáles son los factores que resecan la piel?

La humedad de la piel depende de su capa más superficial o capa córnea que actúa como barrera regulando la pérdida de agua. Además contiene numerosos ácidos grasos que impiden la evaporación continua. Una capa córnea normal tiene 20% de agua y de 30 a 50 % de ácidos grasos y ceramidas que mantienen la hidratación. El agua “viaja” desde las capas más profundas de la piel y queda retenida en su superficie  por la interacción entre las células de la piel y los ácidos grasos. Las causas de piel reseca pueden ser:

  • – Hereditarias o familiares.
  • – Envejecimiento fisiológico.
  • – Ambientales: temperatura baja, poca humedad, exposición solar, aire acondicionado, calefacción.
  • – Agentes químicos: jabones y detergentes, geles, lociones, perfumes, medicamentos.
  •  Cualquier piel sana expuesta a estos elementos puede presentar episodios de sequedad de grado variable

2. ¿Cuáles son los síntomas de la resequedad de la piel?

Los síntomas son picazón, a veces intensa, ardor leve y sensación de tirantez. El riesgo es la aparición de lesiones llamadas eccemas a consecuencia de la sequedad excesiva. También el rascado puede producir escoriaciones y lastimaduras que favorecen las infecciones.

3. ¿Es cierto que la piel reseca provoca más arrugas que la piel grasa?

La piel reseca tiende a arrugarse más, porque le faltan nutrientes, agua y ácidos grasos. 

4. ¿Se agrava o aparece durante la época de otoño e invierno? ¿Por qué?

La piel se reseca más en invierno por las temperaturas bajas y el viento, la calefacción, y el uso de prendas con fibras sintéticas. 

5. ¿En qué zonas se suele presentar?

Las zonas más afectadas son el sector delantero de de las piernas, los pies, los antebrazos y las manos.

6. ¿Hay alguna edad en la cual se esté más propenso a padecerla? ¿Por qué?

El envejecimiento reduce la producción y retención del agua en la piel, fundamentalmente por disminución de los ácidos grasos. Este proceso es paulatino y comienza alrededor de los 40 años. El 75% de las pieles seniles presentan una sequedad intensa y picazón.

7. ¿Afecta más a las mujeres que a los hombres? 

La piel muy seca puede verse en mujeres y varones, dependiendo de factores ambientales y se acentúa con el paso del tiempo en ambos sexos. Lo que sucede es que a las mujeres les preocupa más por cuestiones estéticas. Cuando hay picazón hombres y mujeres consultan al dermatólogo por igual, ya que el síntoma es sumamente molesto. 

9. ¿Cómo podemos detectar si tenemos piel seca? 

Cuando la piel se reseca pierde suavidad, tersura y brillo. Al tacto es áspera y aparecen escamas de color blanquecino de diverso tamaño  Puede haber picazón. 

10. Una persona que es de piel grasa, ¿en otro momento de su vida puede llegar a tener piel seca?

La piel grasa es normal en la adolescencia y juventud en la zona central del rostro, centro del pecho y la espalda. Con los años, esta condición se reduce gradualmente, y se puede llegar a tener piel seca en esas zonas. La piel del resto del cuerpo puede volverse seca en cualquier momento si está sometida a factores climáticos o ambientales de resecamiento.  

11. ¿La dieta ayuda?

Es importante el consumo de por lo menos dos litros de agua por día, además de verduras y frutas que también aportan agua y vitaminas, como la C y la E, de alto poder antioxidante.

12. ¿Qué tipo de jabones o detergentes se deben utilizar?

Deben elegirse jabones neutros, suaves y cremosos. Los jabones exfoliantes se recomiendan una vez por semana. 

13. ¿Se debe aplicar crema todos los días? ¿Cómo debe ser?

Se deben aplicar cremas hidratantes todos los días. Así se retiene agua en la piel y se reduce su eliminación manteniendo suavidad y tersura. 

14. ¿Es verdad que la manteca de Karité es ideal para el cuidado de la piel seca?

La manteca de Karité es ideal para la prevención y tratamiento de la piel extraseca. Es un producto natural que se extrae de un árbol originario del África. Su excelente poder hidratante activo se debe a que, en su composición química, posee ácidos grasos muy similares a los de la piel normal Al interactuar con las células cutáneas, estos ácidos retienen agua y limitan su evaporación. Cuando se encuentran incorporados en una crema desarrollada y formulada adecuadamente, se absorben en forma rápida sin dejar residuo graso. 

15. ¿Cuáles son los pasos a seguir en la higiene de la cara o las manos para piel reseca? 

Rostro: Limpiar diariamente con crema, preferentemente por la noche. No utilizar agua y jabón. No exfoliar. La descamación de la piel seca facial empeora con los abrasivos y solo mejora con los hidratantes. Si se colocan tónicos deben ser hidratantes y no astringentes con base alcohólica. Utilizar diariamente un hidratante facial. En pieles extrasecas debe colocarse por la noche y por la mañana, antes del maquillaje. Manos: Lavar con jabones cremosos, neutros. No mojar y secar con frecuencia excesiva. Colocar crema hidratante varias veces por día, especialmente después del baño, lavado de cabello o uso de guantes o detergentes.

16. ¿Cómo se debe cuidar a diario la piel reseca? 

Higiene: Es recomendable que los baños sean templados y de corta duración, evitando la fricción con esponjas y el uso de jabones irritantes. Cuando finalice el baño, es útil la aplicación inmediata de una crema hidratante que impida la evaporación transcutánea de agua a consecuencia del contraste de temperatura. No se recomienda la aplicación de colonias, ungüentos o lociones perfumadas (especialmente si contienen alcohol) porque resecan la capa córnea.

Alimentación: Se recomienda mantener una dieta equilibrada y variada, garantizando un aporte nutricional que permita el mantenimiento de la salud de la piel. Deben consumirse por lo menos dos litros de agua diarios.

Ejercicio físico: Estimula la circulación sanguínea y aumenta el aporte de nutrientes y de oxígeno a la piel. Además, favorece la regeneración epitelial, fortalece el tejido conectivo y aumenta la producción de colágeno.